Revision: Crazy Taxi (Dreamcast)

Titulo: Crazy Taxi (2000)
También conocido como: Crazy Taxi, Arcade (1999)
Desarrollador: Hitmaker
Publicador: Sega
Plataforma: Dreamcast
Jugadores: 1
Género: Carreras

Sega siempre logró destacarse en el campo de los arcades y en las consolas por las translaciones que realizaba de sus éxitos a sus consolas caseras. Y uno de sus más grandes éxitos sin duda alguna es Crazy Taxi. Desarrollado por Hitmaker (anteriormente AM3) Crazy Taxi toma la improbable premisa de manejar un Taxi y la convierte en una experiencia divertida.

Como bueno juego arcade, la mecánica de juego es sencilla de aprender. Uno simplemente debe recoger a clientes y llevarlos a donde ellos pidan antes de que termine el tiempo de juego. Encima de cada pasajero habrá un icono que con su color te indicará que tan lejos va y al levantarlo te dará algo de tiempo extra proporcional a la distancia del destino. Así que es una carrera contra el tiempo, donde la recompensa es más tiempo para acumular más dinero. Puedes elegir entre diferentes taxistas, cada uno con cualidades distintas de manejo y velocidad.

Sega obtuvo en E.U.A. la patente No. 6,200,138 que consiste principalmente en la manera en que los peatones del juego evitan ser atropellados. Sin embargo, la patente completa cubre todo aspecto del juego, incluyendo la flecha que te ayuda a dirigirte a tu destino. Esta patente fue la base para demandar a Electronics Arts cuando ellos lanzaron a la venta su clón de Crazy Taxi basado en Los Simpsons [1] Así que resulta algo irónico que la falla más grande dentro de esta versión sea que la flecha de su método patentado no funciona bien en el nivel Original.

En el nivel Arcade, que es el mismo del juego arcade, la flecha funciona perfectamente, avisándote casi exactamente hacia donde dirigirte. En el nuevo nivel la flecha es confusa y no apunta con precisión a donde debes ir. Vas a ir a toda velocidad y repentinamente la flecha te dirá que vas en sentido contrario, o te pedirá que atravieses un edifico. Es un nivel extra de dificultad y frustración que debió ser evitado. Es cierto que memorizar donde esta cada destino te da una ventaja importante, pero este problema evita que jugadores más casuales le encuentren sabor más rápido al nuevo nivel. De hecho, el nivel Original no se siente tan refinado como el nivel Arcade, y tiene mas partes donde hay algo de lentitud o errores gráficos de pop-up.

Otro detalle negativo es que a veces la física del juego y la detección de colisiones responde de manera extraña. Por ejemplo, puede llegar a pasar que al estar haciendo un Crazy Drift termines trepando una pared, acumulando puntos hasta que frenes, en lugar de simplemente chocar contra ella. Estas raras ocurrencias no son obstáculo para jugar normalmente.

Crazy Taxi es generalmente bastante fluido y veloz, pero no ha envejecido con tanta gracia. Hay un poco de pop-up, y muy raras veces pasará que termines chocando contra un auto invisible que aun no es renderizado. El juego originalmente fue diseñado pensando en la placa arcade Naomi, que es esencialmente un Dreamcast, así que la translación es bastante fiel en cuestiones gráficas, salvo por algunos pequeños problemas con la cámara y errores visuales. Los modelos de cada taxi están bien logrados, y la ciudad esta hecha de tal manera que es posible identificar sectores distintos. De hecho, la ciudad en ambos niveles es genial y esta llena de actividad.

Crazy Taxi también es el mejor ejemplo de como usar correctamente la publicidad dentro de un juego. En la ciudad varios destinos son locales comerciales, como Pizza Hut, KFC o Levis. Esto los hace fácil de recordar y ubicar. Dentro de una ciudad virtual como esta, los locales comerciales lucen bien y no se ven fuera de lugar.

Otra parte importante del juego son una serie de mini-juegos, en la opción Crazy Box. Estos juegos son buenos para aprender a utilizar las técnicas del juego. Mi favorito es el boliche en Taxi, donde uno debe de tumbar pines de boliche usando el Taxi y la técnica de Crazy Dash y Crazy Drift. Entre más de estas pruebas completes, más mini-juegos aparecerán con su correspondiente subida de dificultad. Afortunadamente los controles del arcade han sido adaptados perfectamente al control de Dreamcast, y responden como debe ser.

La música es la misma del arcade. Espero te guste The Offspring y Bad Religon, por que eso es todo lo que hay. Su estilo punk se mezcla bien con el tipo de juego y los personajes que lo protagonizan. En cuestiones de audio, los efectos sonoros son funcionales, al igual que las voces.

No es difícil recomendar Crazy Taxi. El juego es fácil de aprender y cualquiera puede jugarlo y divertirse, pero recompensa a los jugadores que se toman su tiempo para aprender las rutas y los controles. Puede que le falte algo de refinamiento, pero aún así es de lo mejor en el Dreamcast.

Calificación: 3 de 4


[1] Sega y Electronics Arts terminaron llegando a un acuerdo fuera de la corte.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...