RESEÑA: Fei Hao BG-828, Famicom Portátil

Entre las novedades que uno puede encontrar en AliExpress, estan las consolas clon. Estas consolas no son oficiales, pero tienen diseños atractivos o interesantes a un precio muy bajo.

Uno estas consolas que es bastante popular es la Fei Hao BG-828, la cual es un clon de la consola Nintendo Famicom, pero portátil. Esta consola utiliza cartuchos de Famicom y no utiliza ningún tipo de emulación por software. Existe variantes bajo diferentes nombres o marcas, como Hamy, FC Pocket o FC Boy y se vende entre 30 y 40 dólares americanos.

¿Qué jugador retro no quisiera tener un Famicom portátil? Teorícamente, sin ser emulación, la experiencia debería ser identica a una consola real, sin retrasos o inexactitudes como en algunos emuladores.

Y en Youtube, los creadores de contenido que han obtenido esta consola la han promocionado. En todos sus videos hacen siempre lo mismo.

Hacen un unboxing.

Prueban dos o tres juegos por unos minutos.

Y concluyen que esta bien.

Y todos se equivocan.

Acompañenme a ver por que.

Como es una consola pirata, existen variantes. Algunas traen un cable de poder USB, otros un cable de corriente común. También puede variar el tamaño de la pantalla. Es posible que si compras una, no te enteres cual es hasta que la recibas.

En este caso, la mía tiene integrada una pantalla LCD de 2.8″ y se conecta directo a la corriente, pero puede usar comodamente 4 baterías AAA. Extrañamente no incluye fuente de poder.

La primer sorpresa de esta consola es que no incluye dentro ningún tipo de protección. Sobrevivió el viaje desde China intacta, por lo que asumo que es muy resistente. La otra es que tiene un aroma químico muy fuerte y desagradable, el cual con el paso de las semanas ha disminuido un poco.

De inicio tiene buena apariencia. Me gusta mucho el diseño, en color blanco y rojo. La cruz de control es del estilo Playstation y no tiene problemas para las diagonales. Tiene dos botones adicionales, los cuales son turbo, y todos responden correctamente. En lo negativo, el plastico es delgado y se nota por que la luz se filtra dentro de la consola.

En la parte de atrás tenemos un puerto para cartuchos de Famicom. Debido a que no todos los cartuchos de Famicom tienen la misma forma, algunos no van a caber. Tampoco puede usar cartuchos de NES pues tienen intencionalmente una forma distinta. Si existen adaptadores de NES a Famicom, pero no son comunes, como lo son en el caso de Famicom a NES.

Si no colocamos un cartucho, aparecerá un listado de 88 juegos totalmente olvidables, de los que no vale la pena decir más.

¿Qué tal la pantalla? Es retroiluminada, pero esta muy desaturada. No tiene buenos ángulos y hasta puede ser dificil verla de frente a veces. Lo bueno es que al menos la proporción de aspecto parece ser correcta.

Tiene también una salida de audifonos, la cual es mono, igual que la consola real. Podemos controlar el volúmen de audio y además tenemos una salida de video, la cual usa cables de RCA compuestos.

Esto realmente me sorprendió. La calidad de la salida de video es muy buena. Es solida, sin interferencias. Se ve como debe ser, apegado a las limitantes del video compuesto obviamente. Es decir, colores y definición un poco borrosas, pero así se veía el original.

Yo les dije que existen variantes, pero hay algo que no varía y eso es el hardware dentro. Es compacta por que esta basado en un diseño defectuoso que comprime todo un sistema Famicom en un solo chip.

Los primeros clones de Famicom clonaban los componentes completos, los cuales se supone funcionaban identicos en calidad, pero a finales de los 90s en Asia se creó el diseño que lo reduce a un solo componente para reducir costos. Este proceso genera muchas incompatibildades y basicamente no ha sido corregido en dos décadas.

Ya sea que compres un clon en Aliexpress o Amazon, que sea chino, americano o japonés, todos comparten el mismo chip y por ello las mismas fallas.

¿Y cuáles son esas fallas? Para empezar, el audio puede presentar errores, o puede estar acelerado. Algunos efectos visuales pueden faltar o fallar, haciendo injugables los juegos. El caso mas famoso es Castlevania. Y pues obviamente, deben existir juegos que tal vez ni siquiera inicien.

Cuando encuentras un juego que no sufre incompatibilidades, la experiencia es buena, pero uno no compra hardware para solo jugar algunos titulos, que uno mismo debe descubrir a prueba y error, sino para poder experimentarlos todos, o la mayor cantidad posible con la mayor fidelidad.

No puedo recomendar esta consola. Es más económico simplemente usar un dispositivo de emulación, incluyendo tu propio teléfono.