RESEÑA: Himitsu Sentai Gorenger: The Classic Manga Collection (2021)

Todos sabían de los Power Rangers, pero pocos sabían de Super Sentai, la serie japonesa de donde se origina ese concepto. Pero esto ha cambiado recientemente, gracias a la mayor popularidad del género Tokusatsu fuera de Japón, particularmente en Estados Unidos.

Ya sea a través de videos en Youtube o documentales en Netflix, ya se conoce mucho de la serie, pero no todo, por que mucho material adicional jamás ha sido traducido a otros idiomas. Aquí es donde entra Seven Seas Publishing, quien publica por vez primera en inglés las dos series manga basadas en la primer serie Super Sentai, llamada Himitsu Sentai Gorenger.

Gorenger en formato impreso y en la pantalla.

Lo primero que salta a la vista es la presentación. Es en pasta rígida, con gran calidad de impresión en papel blanco. Tiene un breve contenido adicional, que consiste en una introducción al autor, al material y al final, una aclaración de ciertas cosas que tuvieron que ser cambiadas al traducir el material al idioma inglés. Todo esto lo encontré bien hecho, y ayuda a agregar contexto a esta obra de hace mas de 4 décadas.

En mi opinión, el punto débil de la presentación es el gran espacio que queda entre las páginas, cortando las páginas que muestran una sola escena. Podría ser mas corto ese espacio, o eliminado juntando mas las páginas. También noté al menos un error ortográfico y una palabra omitida, pero esos son detalles muy menores que no afectan la legibilidad.

Al principio les dije que fueron dos series, y así es, ya que cada una no es una continuación de la anterior, sino que son independiente. Usan los mismos diseños, pero se publicaron en revistas distintas. Incluso son independientes de la serie de televisión, por que no son una adaptación directa. Se puede decir entonces que existen al menos 3 versiones de la misma serie.

El concepto general es el mismo en todas. EAGLE es una organización mundial dedicada a proteger al mundo de una sociedad terrorista llamada Black Cross. Pero después de un ataque directo a los cuarteles japoneses de EAGLE, 5 jóvenes sobrevivientes forman el Escuadrón Secreto Goranger, con trajes y poderes fantásticos.

La primera versión es obviamente la serie de televisión. Aquí, cada personaje es sobreviviente de un ataque a sus respectivos cuarteles de EAGLE. Casi todos son adultos y es Kaijo Tsuyoshi , Akaranger, quien los reúne en el cuartel de EAGLE. Los villanos de Black Cross buscan simplemente el mal y erradicar a la humanidad.

En la versión de Weekly Shonen Sunday, publicada en 1974, la primer historia se centra en Kaijo Tsuyoshi, quien es un atleta que vive en el dojo de su padre. Tiene una novia, y la gente del dojo son como su familia. Pero en secreto, su padre es un agente de EAGLE. Después de una tragedia, Kaijo es reclutado para convertirse en Akaranger y unirse a los Gorangers, que ya existen y están formados como equipo. A diferencia de la serie de TV, aquí todos son adolescentes.

Black Cross también es diferente. Ahora son una organización malvada dedicada a robar armas y secretos de los gobiernos del mundo, para venderlos al mejor postor.

La versión de Shogaku Gonensei, publicada en 1975, se apega mas al origen en televisión, solo cambia que Akaranger se une al grupo al final, en lugar de reunir al equipo primero, pero todos son adolescentes como en el manga anterior. Black Cross permanece básicamente igual al manga anterior.

Como ambas revistas donde fueron publicados estas dos series van a públicos distintos, las historias son diferentes. Las de Wekly Shonen Sunday me gustaron más, pues se enfoca un poco mas en Akaranger y Aoranger, dándoles un poco de profundidad a sus sentimientos y sus vidas de civil.

Páginas de la versión de Shogaku Gonensei

Tengo que hablarles del arte. Ishinomori fue asistente de Osamu Tezuka, así que es de la vieja escuela. Su arte es una combinación de fondos detallados y figuras muy caricaturescas. El problema para mi es que sus personajes humanos se ven muy bien con su estilo, pero cuando los Gorangers se transforman, se vuelven aún más caricaturescos y como de goma. No es algo malo, pero podrá haber sido mejor.

Ishinomori también fue famoso por su velocidad para trabajar, y en algunos paneles podemos notar algunos de los atajos que usaba para lograr esto, como por ejemplo, repetir poses o dibujos. Nuevamente, no es algo malo, es solo una observación. Esta claro en la manera en que cuenta la historia y sus creativos diseños, que a pesar de cualquier atajo, su reputación como contador de historias de superhéroes esta bien justificada. Las historias son sencillas, por su edad y su publico objetivo, pero entretenidas.

En conclusión, esta es una colección que tiene mas valor histórico que de entretenimiento, con una presentación a la altura de la ocasión. Muy recomendado para fans de la historia de Super Sentai.